Los paneles solares también funcionan en días nublados, lo que se requiere es un mínimo de luz para que generen, no hace falta que los rayos del sol impacten de forma directa para hacerlos funcionar,  aunque en estas condiciones de clima su rendimiento  disminuye debido a que hay menos luz.

Un número cada vez mayor de hogares está optando por instalar paneles solares en su hogar para ayudar a reducir sus costos de energía. Al usar la energía que ha generado en su propio techo, puede ahorrar cientos de pesos cada año y depender menos de la red eléctrica.

En términos más generales, la energía solar también es una excelente opción de energía verde y sostenible. La energía solar no solo ayuda a reducir sus facturas de electricidad; también tiene enormes beneficios para nuestro planeta.

Algunas de las principales ventajas de la energía solar en el medio ambiente incluyen:

1. Usar menos agua
El agua es uno de nuestros recursos naturales más preciados y corremos el riesgo de quedarnos sin agua dulce en el futuro. La producción de electricidad tradicional puede utilizar miles de litros de agua cada año. El agua se utiliza para enfriar generadores, procesar y refinar combustible y transportar combustible a través de tuberías. Sin embargo, la generación de energía a través de paneles solares no utiliza agua en absoluto.

El funcionamiento de las células solares fotovoltaicas no requiere agua en absoluto para generar electricidad, lo que reduce la presión sobre este preciado recurso. La única agua que se necesita es agua de lluvia para limpiar naturalmente los paneles cuando se ensucian un poco


2. Reducir la contaminación del aire
El aire que respiramos puede ayudar o perjudicar nuestra salud y bienestar. La generación de electricidad a partir de combustibles fósiles puede generar dióxido de carbono y gases de metano nocivos que reducen la calidad del aire que respiramos. Respirar aire de mala calidad a diario puede tener graves consecuencias para nuestra salud. La contaminación del aire se ha relacionado con asma y alergias, bronquitis, neumonía, dolores de cabeza, ansiedad, ataques cardíacos e incluso algunos cánceres. Usar el sol para generar más y más energía significa cada vez menos emisiones dañinas por la quema de combustibles fósiles.

La generación de electricidad a partir de paneles solares no produce emisiones nocivas, y cuantos más hogares y negocios dependan de la energía solar, menos emisiones tóxicas de combustibles fósiles a nuestro aire.

3. Ayuda a frenar el cambio climático
La liberación de gases tóxicos a la atmósfera, como dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, no solo contribuye a la contaminación del aire, sino que también contribuye al aumento del efecto invernadero. Si bien el efecto invernadero es un proceso natural que calienta la superficie de la Tierra a una temperatura aceptable, las actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, han aumentado la cantidad de gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera.

Esto ha provocado el aumento del efecto invernadero, que está calentando nuestra tierra más rápido que nunca. En los últimos años, esto se ha relacionado con una serie de fenómenos meteorológicos catastróficos, como inundaciones, ciclones, tormentas, calor extremo y sequías. La generación de electricidad a partir de paneles solares no produce gases de efecto invernadero en absoluto, por lo que puede ayudar a reducir el efecto del cambio climático si se usa ampliamente. Con la energía solar alimentando una casa o negocio, no hay quema de combustible ni emisiones de la producción de energía.


4. Reducir la huella de carbono de su hogar
La energía solar es una de las fuentes de energía más limpias y es una forma extremadamente eficaz de hacer que su hogar sea más eficiente y sostenible. Los paneles solares no utilizan agua para generar electricidad, no liberan gases nocivos al medio ambiente y la fuente de su energía es abundante y, lo mejor de todo, gratuita. El uso de energía solar en lugar de la red también significa que reduce la necesidad de que se produzca energía que emite dióxido de carbono para la red. Incluso con un pequeño sistema instalado en su hogar, puede ayudar a reducir la huella de carbono de su hogar y contribuir personalmente al objetivo de energía renovable.


5. Reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles
Los suministros de energía solar son enormes; Si pudiéramos aprovechar toda la luz del sol que brilla sobre la tierra durante solo una hora, podríamos usar esa energía para alimentar al mundo entero durante todo un año. La luz solar utilizada en la producción de energía solar es gratuita y hay mucha.

Por otro lado, los combustibles fósiles se están agotando rápidamente. Reducir nuestra dependencia de estos recursos finitos y aprovechar una fuente de energía abundante y gratuita, como la luz solar, podría significar menores precios de la energía, menores emisiones de gases de efecto invernadero y un futuro energético más fuerte y estable.